2553592 977633966

Consejos sobre cómo prepararte para una cirugía plástica

Ya sea que estés planeado una cirugía de nariz, un aumento de senos o una liposucción, la recuperación luego de una cirugía plástica es una preocupación. La buena noticia es que los pasos que tomes ahora para tu inminente procedimiento, puede mejorar drásticamente el tiempo de recuperación de la cirugía plástica.

A continuación, recomendamos los siguientes consejos dietéticos y de estilo de vida para que puedas mejorar el tiempo de recuperación de la cirugía plástica.

1. Programa la cirugía cuando estás sano

Si estás planificando una cirugía opcional, trata de programarla durante un periodo de relativa buena salud. Esto dará a tu sistema inmune mejores probabilidades hacia una rápida recuperación. Muchos pacientes encuentran ideal programar la cirugía para el fin de año, cuando pueden unir algunos días libre con el periodo de vacaciones.

2. Consume suficientes nutrientes esenciales

Debes complementar tu dieta antes y después de la cirugía con altos niveles de vitamina A, vitamina C, zinc, cobre y selenio. Cada uno cumple un papel en la curación de heridas y en la construcción del sistema inmunológico y, en consecuencia, reduciendo las probabilidades de infección. Consumir suficientes nutrientes es importante, en especial, para la recuperación de procedimientos comprehensivos como el estiramiento facial o la liposucción.

Aunque no es un nutriente esencial, tomar un probiótico también puede beneficiar tu recuperación luego de una cirugía plástica. Los probióticos, las bacterias beneficiosas que residen en el tracto digestivo, apoyan la función del sistema inmunológico e incrementan la absorción de las vitaminas y de los nutrientes.

3. Incrementa el consumo de proteínas

Dos de los elementos curativos más importantes son las calorías y las proteínas. Se necesitan proteínas extras para construir tejidos y vasos sanguíneos nuevos, reparar el tejido lesionado y aumentar la producción de células que reparen las heridas. Escoge fuentes de alta calidad de proteínas como el pescado, las aves, los frijoles y las legumbres o cortes de carne sin grasa.

Los requerimientos proteínicos normales son alrededor de 0.8 mm por kilogramo de peso corporal. Por ejemplo, una mujer de 64 kg necesita alrededor de 50 gr de proteínas al día. Sin embargo, luego de la cirugía, este monto puede incrementarse un 1 % hasta 95 gramos de proteínas al día.

Si no puedes comer esta cantidad de proteínas, considera añadir un polvo proteínico de alta calidad en el yogurt o en los batidos.

4. Frutas y vegetales

Las frutas y los vegetales contienen alta cantidad de fibra y deben evitarse 24 horas antes de la cirugía. De acuerdo a un estudio publicado en Mayo Clinic, el cuerpo no digiere con facilidad las fibras y permanecen intactas en los intestinos. Este material de residuo puede complicar algunos tipos de cirugías. Debes evitar los vegetales con altos contenidos de fibra como la alcachofa, las arverjitas y el brócoli. No comas frutas como la frambuesa, la pera, la manzana o la naranja. Si comes frutas y vegetales antes de la cirugía, consume variedades que han sido cocinadas o enlatadas. Las fibras duras se rompen durante el procesamiento y no permanecen en tu sistema por mucho tiempo.

5. Descontinúa el consumo de ciertos suplementos

Algunos suplementos nutricionales pueden causar reacciones adversas durante o después de la cirugía, incluido sangrado prolongado, interferencia con la anestesia, alteraciones cardiacas e interacción con los medicamentos prescritos. Estos suplementos, como la echinacea, las cápsulas de aceite de pescado, el ajo, el ginseng, la vitamina E, el kion, entre otros, deben descontinuarse dos semanas antes de la cirugía y dos semanas después de esta.

6. Toma un suplemento de bromelina

La bromelina es una encima extraída de la piña. Una serie de estudios ha descubierto que los compuestos en la bromelina son efectivos en reducir la inflamación, la hinchazón y el dolor que, con frecuencia, acompaña un procedimiento quirúrgico o una lesión en los tejidos suaves.

7. Permanece bien hidratado tomando agua

Es importante tomar al menos 6-8 vasos de agua al día y, en especial, el día anterior a la cirugía para ayudar a purificar e hidratar el cuerpo. El agua es especialmente importante antes de la cirugía, ya que la ingesta de fluidos se reduce el día de la cirugía. Para evitar complicaciones durante la cirugía, asegúrate de no tomar nada luego de la medianoche de la noche anterior a la cirugía, a menos que el cirujano te diga lo contrario.

8. Suplementos con laxante natural

Luego de una cirugía, muchos pacientes se siente muy estreñidos por varios días, lo que puede causar incomodidad. La deshidratación, y agentes sedantes y anestésicos utilizados durante la cirugía contribuyen al problema digestivo. Puedes prevenir este problema al comer algunas pasas al día antes y después de la cirugía.

9. Toma un probiótico con antibióticos

Los antibióticos son prescritos de forma rutinaria luego de un procedimiento quirúrgico para prevenir una infección. Aunque son beneficiosos, su uso puede causar algunos problemas digestivos. Tomar probióticos con antibióticos es la mejor forma de evitar molestias gastrointestinales.

10. No tomes anticoagulantes

Los anticoagulantes no son recomendables antes de la cirugía porque pueden promover el sangrado durante la cirugía. Cualquier terapia con anticoagulantes debe ser descontinuada dos semanas antes de la cirugía.

11. No bebas alcohol

El alcohol suprime el sistema inmunológico y debe evitarse su consumo 72 horas antes de la cirugía y 72 horas después de esta.

12. No fumes

Fumar inhibe la curación de heridas porque se entrega menos oxígenos a las células del cuerpo. Además, fumar incrementa el riesgo de complicaciones durante la cirugía.

13. Participa en técnicas de relajación

Escuchar música relajante o suave, tomar clases de yoga o de meditación son ejemplos de técnicas de relajación que ayudan a reducir el estrés.

14. Construye una estructura de soporte

Cuenta con tu familia y tus amigos para ayudarte durante el momento estresante de la cirugía. Desde ayudarte en los quehaceres de la casa hasta proporcionando apoyo emocional, tenerlos alrededor es una ventaja.

rinoplastia-1

Responder

Síguenos

Ubícanos

Contáctanos

Av. Caminos del inca 665 - Surco
+51 1 2553592 / +51 1 4417478
surco@lafemmeperu.com