DERMOLIPECTOMÍA  
    POSTOPERATORIO
  • Introducción
  • Pre-Operatorio
  • Post-Operatorio
  • Resultados
  • Preguntas Frecuentes
  • Regresar

    Después de la liposucción y a lo largo del primer mes, deberá utilizarse una faja y realizarse masajes en la zona tratada para controlar la inflamación y facilitar que la piel se adapte al nuevo contorno. En la mayoría de los casos, el postoperatorio es de 24 horas.

    Además de la hinchazón y los hematomas mínimos propios de la intervención, la liposucción deja unas diminutas cicatrices apenas perceptibles, ya que las cánulas por las que se aspira la grasa son muy finas. Es necesario que transcurra un tiempo para que estas señales desaparezcan y los resultados puedan apreciarse al cien por cien. En cuanto a las posibles molestias, dependerán de la región tratada y de la extensión. La zona del abdomen suele ser más dolorosa. Las liposucciones en rodillas y muslos también producen molestias notables los primeros días pero se controlan bien con los analgésicos. Deberán realizarse masajes de drenaje linfático tres veces por semana durante los primeros dos meses para facilitar la recuperación.

    Existen una serie de cuidados básicos que son convenientes seguir para garantizar el éxito de la liposucción. Al salir de la clínica, es posible viajar. Las actividades habituales pueden retomarse al día siguiente después de la operación excepto practicar ejercicio físico, que deberá esperar entre dos y tres semanas, en función de la extensión tratada. También es importante evitar el sol y los rayos UVA durante los dos primeros meses para que no se formen manchas oscuras en la piel, ni utilizar la sauna hasta transcurridos tres meses desde la intervención para evitar un aumento de la inflamación.

    lafemmeperu.com © 2008